Cipérez, epicentro de la oblea Pan de Ángel

Cipérez es una pequeña localidad situada en la provincia de Salamanca. Está integrada dentro de la comarca de Vitigudino y se encuentra a unos sesenta kilómetros de la capital salmantina. Lo cierto es que apenas cuenta con unos doscientos habitantes, tal y como ocurre en una buena parte de los pueblos de Castilla y León… Pero si hay algo que queremos destacar de Cipérez es que allí se encuentra nuestra casa.

Pan de Ángel lleva generaciones produciendo sus obleas desde esta pequeña y acogedora localidad del Campo Charro salmantino. Durante décadas hemos recorrido las fincas de nuestra región con nuestros productos y hoy, después de mucho trabajo, hemos logrado llegar a los mercados nacionales e internacionales. Nuestras obleas se pueden comer en cualquier parte de nuestro país y también más allá de nuestras fronteras, pero todas ellas tienen un punto de partida común: nuestro pueblo, Cipérez. Porque en Pan de Ángel, poder seguir produciendo en el lugar donde lo hemos hecho toda la vida es algo a lo que no queremos renunciar. Crear riqueza y puestos de trabajo en nuestro pueblo es realmente importante para una empresa familiar como nosotros y por esta razón siempre apostaremos por ello. Llevar el nombre de Cipérez más allá de nuestra provincia es algo que nos llena de emoción y esperamos poder seguir haciéndolo durante muchos más años. Y como ya sabéis, en Pan de Ángel llevamos más de ciento cincuenta años en el sector, que se dice pronto.

Como no podía ser de otra forma, os animamos a que vengáis a conocer nuestro pueblo. Un pequeño rincón salmantino situado en una comarca con una gastronomía y unos paisajes que no olvidaréis fácilmente. En Pan de Ángel siempre lo hemos tenido más que claro: de Cipérez, al mundo.